¿Cómo funcionaba el sistema postal en Irlanda en las décadas de 1830 y 1840 en las extremidades occidentales remotas (por ejemplo, las penínsulas de Dingle e Iveragh)?

No tengo el conocimiento histórico para responder a esta pregunta definitivamente (así que tómalo con una pizca de sal), pero dudo que hubiera mucho servicio postal en esas áreas; uno tendría que viajar una cierta distancia para enviar / recoger el correo. Hubo algunas entregas a direcciones en este punto (por una tarifa), pero solo en algunas ciudades y pueblos, y ciertamente no en áreas remotas.

Los pasajeros o entrenadores de correo habrían entregado el correo (a través de Royal Mail en ese momento) a las pocas oficinas de correos que existían en el lugar. Los propietarios de tierras o personas adineradas probablemente enviarían personal a la oficina de correos periódicamente para enviar correos y verificar cualquier llegada. Esos empleados también pueden traer correo para la comunidad local que un propietario supervisó.

También tenga en cuenta que 1840 fue específicamente un importante punto de inflexión para el correo en el Reino Unido e Irlanda; en ese momento se introdujo una tarifa plana de un centavo (a través del sello Penny Black), más otras reformas, que hicieron que el servicio de correo fuera mucho más accesible. El pago por adelantado basado en el peso y no en la distancia se introdujo con estos sellos (antes de eso, a menudo pagaba para recibir correo, y generalmente se basaba en la distancia, el número de hojas, ese tipo de cosas). Los servicios postales en general habrían sido competencia de personas más adineradas. Después de 1840, el servicio postal en el Reino Unido (incluida Irlanda en ese momento) comenzó a parecerse a su forma moderna.

En ese momento, el transporte fue realizado por la red de carritos y autocares de Jaunting de Charles Bianconi.

(Para más de su fascinante historia … Charles Bianconi y The Transport Revolution, 1800 – 1875)

Entonces, una carta de Londres o Nueva York viajaría en las líneas de envío transatlánticas, que se detuvieron en Queenstown (ahora Cobh) en Co. Cork. El correo sería transferido al GPO en Cork y enviado a la red de Bianconi a Killarney o Tralee. Allí se sentaría hasta que alguien viniera a recogerlo. Entonces, por ejemplo, si Daniel O’Connell estaba viajando, se registraría en la oficina receptora en Killarney para ver si tenía algún correo dirigido a él en Cahirdaniel. Luego recogería su propio correo, pero probablemente también el de sus vecinos.

Era muy oficial hasta Killarney o Tralee, pero luego se volvería un poco ad hoc. En este momento, el envío de cartas habría sido bastante costoso y el correo para personas pobres habría sido muy raro. Fueron las nuevas clases medias emergentes y los angloirlandeses quienes habrían podido permitírselo. Ese era un pequeño grupo de personas y todos se habrían conocido. La rara publicación que vino de América o Inglaterra para una persona pobre, probablemente habría terminado con el sacerdote como una de las pocas personas alfabetizadas en la comunidad.

Lo contrario sería cierto. Se enviaría una carta importante con un sirviente a Killarney o Tralee. De lo contrario, iría con el vecino que se dirigía a la ciudad, con el costo del franqueo en su bolsillo. Después de que todos los sellos aún no se habían inventado.